domingo, 25 de septiembre de 2016

HOSPITAL DELFOS, VERANEANDO EN LAS BAHAMAS

        Durante la era de ley seca en EE.UU., Al Capone usaba la isla caribeña de Bahamas para sus tráficos ilegales. El Herald Tribune del 29 de marzo de 1929 se hizo eco de la visita del célebre criminal en la capital, Nassau. “No se conocen los motivos de su viaje”, rezaba el texto.
   Meyer Lansky, el cerebro financiero de la mafia estadounidense, eligió la isla (hoy dominada por una oligarquía de marchantes corruptos) como la mejor jurisdicción secreta para lavar el dinero.

   Actualmente, Bahamas oculta una jurisdicción opaca que ha dado cobijo a evasores de impuestos, narcotraficantes, políticos de todos los continentes y grandes empresarios que buscaban escaparse del fisco nacional.

   Bahamas está en la ‘lista negra’ de paraísos fiscales de la OCDE por el hecho de no haberse adecuado a sus estándares, sino de privilegiar los acuerdos país por país. Cierta relajación en los controles sobre el origen del dinero, mayor libertad para disponer de los fondos, reducción del impuesto de sociedades, opacidad y confidencialidad, son las principales razones para ser destino de referencia para los ricos españoles.


Y la Delfos no iba a ser menos...

   Los últimos datos del modelo 720, con el que Hacienda permite repatriar dinero desde el extranjero, indican que Bahamas ha sido un refugio fiscal que no exige hacer públicos accionistas ni beneficiarios y exige cero impuestos. Estas condiciones ventajosas llevaron hasta el Caribe a los médicos Martí Sirvent, dueños de la Clínica Delfos de Barcelona. En 2012, con la clínica a punto de presentar un plan para concurso de acreedores, abrieron Socapi Ventures Limited en Bahamas, que fue disuelta 12 meses después, una vez cerrado el acuerdo para el concurso.

   Mientras nos decían que no había dinero, evadían impuestos; mientras pasábamos un concurso de acreedores que dejó en la calle a 68 compañeras y precarizó el trabajo, se creaba una empresa offshore en Bahamas; mientras nos repetían el mantra "Tenéis que hacer un esfuerzo", ellos se iban con los maletines llenos a Bahamas.

Si poca credibilidad tenían ya, ahora han perdido por completo lo poco que podían mantener.

Nos hará gracia ver cómo justifican los "defensores" de la Dirección esta situación.


Fuente: El Confidencial




jueves, 22 de septiembre de 2016

HUELGA DE SOCORRISTAS DE PLAYAS DE BARCELONA

          Tras fracasar la mediación en la Conselleria de Treball, por la  negativa de  la empresa Pro-Activa Serveis Aquàtics SL de dialogar con los trabajadores, y por el incumplimiento de la responsabilidad adquirida por parte del Ayuntamiento de Barcelona, los socorristas de las playas de Barcelona abren conflicto con una huelga todos los viernes, sábados, domingos y festivos, de 12 a 16 horas a partir del 1 de Octubre.

   El pasado mes de marzo se llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento, en donde se comprometieron a mantener los puestos de trabajo de los socorristas de las playas de Barcelona, sus condiciones laborales y económicas; la empresa Pro-activa propiedad de Oscar Camps, interpreta el precario convenio de instalaciones deportivas que nos rige, realizando unos cálculos en los que la jornada máxima anual que consta en el mismo, 1752 horas, sería superada en 140 horas sumando un total de 1892 horas. Todo ello realizando el cálculo de la jornada de una manera torticera y que no se utiliza en la legislación laboral.

   La concesión de la gestión de las playas se aumentaba una hora al día en las playas la presencia de socorristas, pasando de 9 horas a 10 la jornada diaria de los socorristas o bien aceptar jornada partida, por lo que decidieron lo primero.

   La empresa y el Ayuntamiento también incumplen la legislación en cuanto a prevención de riesgos laborales, las sillas desde las que se realizan las vigilancias en la playa, propiedad del Ayuntamiento, no son ergonómicas y la empresa tampoco ha facilitado todos los EPIs (Equipos de Protección Individual) que debería haber facilitado y alguno de los que ha facilitado como las gafas de sol no sirven para el cometido que tienen ya que recomiendan que se utilicen 1 hora diversas veces a las semana.

   Desde la CGT no vamos a discutir la labor humanitaria que realiza Oscar Camps con los refugiados de la ONG Proactiva Open Arms, pero no es aceptable el comportamiento de Pro-Activa Serveis Aquàtics SL con los trabajadores. La falta de diálogo como política empresarial solo denota la seguridad y protección por parte de una clase política, que ineficaz en solucionar la crisis humanitaria de quienes huyen de la guerra, dejan en manos de las ONGs temas de vital importancia y que afectan a millones de personas, no pudiendo moralmente exigirles a posteriori que actúen de determinada manera en sus empresas.

La CGT exige que se cumplan los acuerdos pactados, unas condiciones laborales/económicas dignas y se garantice la salud de los trabajadores en este sector tan precarizado.


sábado, 3 de septiembre de 2016

NO A UN CONVENIO DE MIERDA I





NO A LOS CAMBIOS A LA REGLA 41 ESTADOUNIDENSE

   El gobierno de los Estados Unidos quiere utilizar un procedimiento oscuro –modificar una regla federal conocida como Regla 41— para expandir radicalmente su autoridad para hackear.

   Los cambios a la Regla 41 les facilitaría entrar por la fuerza a nuestras computadoras, tomar información, y realizar una vigilancia remota. Estos cambios podrían afectar a cualquier persona que utilice una computadora con acceso a internet en cualquier lugar del mundo. Sin embargo, afectarán en forma desproporcionada a las personas que utilicen tecnologías para proteger la privacidad, sobretodo para las usuarias que utilizan Tor y VPN.

   El Congreso de los Estados Unidos tiene solo hasta el 1 de diciembre para evitar que las modificaciones entren en vigencia.
Hasta ahora la Regla 41, (que autoriza a jueces federales a emitir órdenes judiciales para que los oficiales de la ley realicen inspecciones e incautaciones), tiene una limitación importante: requiere que el gobierno obtenga una orden de un juez en la jurisdicción donde se quiere llevar a cabo la inspección.
   Las modificaciones a la Regla 41 suavizarían esa restricción, y permitiría que el gobierno solicite órdenes judiciales en una jurisdicción para realizar inspecciones remotas de computadoras ubicadas en otra. Los cambios se aplicarían:
  1. Cuando alguien utilice “medios tecnológicos” para ocultar la ubicación de su computadora.
  2. Cuando se investiguen botnets, donde las computadoras dañadas están ubicadas en 5 o más distritos.

Más info: vpnmentor