viernes, 10 de febrero de 2017

GRUPO QUIRON SALUD EN LUCHA

           Son malos tiempos para trabajar en la sanidad privada. Hay aproximadamente; un 25 % de eventualidad, un 10 % de contratos temporales con flexibilidad y que la empresa gestiona a su antojo, no pudiendo estos trabajadores organizar su vida ya que están siempre pendientes de la llamada de la empresa, hay un 15 % de alargamientos de jornadas que ni se cobran ni se declaran,... 
   Esa es la realidad de quienes trabajan en la sanidad privada. Tras años de congelación salarial y empeoramiento progresivo de las condiciones laborales, la situación en los hospitales privados se ha vuelto insostenible.


   Tenemos una cartera de servicios y un volumen de pacientes a la altura de los grandes hospitales públicos, pero las condiciones y cargas laborales, la jornada anual y el salario están a años luz. Los trabajadores y trabajadoras de todo el sistema sanitario merecemos un trato equitativo. Aumenta el volumen de trabajo, la complejidad de los pacientes y los abusos y excesos por parte de la empresa, que cada día aumenta sus beneficios con plantas a plena ocupación y quirófanos a todas horas.
   Los profesionales estamos al borde del colapso, algunos se derrumban entre lágrimas de impotencia, otros dilatan sus jornadas para no desatender a los pacientes y otros simplemente están hartos. Y cuando se proponen medidas para garantizar el desempeño digno de esta profesión sólo te encuentras con el desprecio, la chulería y prepotencia de la empresa, anteponiendo el concepto de cliente al de paciente, anteponiendo los números a las personas. 

Por estos motivos la CGT convocamos concentraciones y huelgas, para revertir la situación de desamparo en que nos encontramos. Porque queremos unas condiciones de trabajo dignas.









No hay comentarios:

Publicar un comentario